Inicio > Opinión > Mediante Cateos Detiene la PGJE a Homicidas de Agentes de la PEI

Mediante Cateos Detiene la PGJE a Homicidas de Agentes de la PEI

marzo 4, 2011

Hermosillo, Sonora.- En las investigaciones que se realizan en torno al enfrentamiento entre sicarios y agentes de la Policía Estatal Investigadora, ocurrido el pasado 28 de febrero, se ha logrado determinar que los responsables de los hechos pertenecen a una célula del crimen organizado denominado “Los Licenciados” y en los cateos llevados a cabo se logró la detención de tres presuntos sicarios y el aseguramiento de armas largas y cortas así como cartuchos útiles.

 José Larrinaga Talamantes, vocero de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, dijo que los detenidos forman parte de un grupo criminal encargado de la distribución de drogas en esta ciudad así como en el cobro de cuentas y brindar seguridad y protección de sus integrantes de grupos rivales.

El día de los hechos, manifestó, los agentes de la Policía Estatal Investigadora lograron detener a Francisco Javier Robles Peralta, de 29 años de edad, originario de Hermosillo, quien era el que apoyaba la distribución de drogas y facilitaba un local de lavado de vehículos donde se planeaban las actividades ilícitas y se escondían los vehículos participantes.

Larrinaga Talamantes informó que con el avance de las investigaciones, la Policía Estatal Investigadora y el agente del Ministerio Público del Fuero Común de Homicidios,  se logró obtener 12 cateos en diferentes domicilios, diez en la ciudad de Hermosillo y dos en Ciudad Obregón, los cuales se llevaron a cabo el día de ayer durante la madrugada.

El vocero de la PGJE añadió que entre otras evidencias se logró detener a dos participantes que laboraban como sicarios y distribuidores de drogas identificados como Cristian Isaac Tapia Romero, alías “El Kikan” de 21 años de edad, originario de Hermosillo; y Zulio Alan Pacheco Flores, alías “El Chapo” de 22 años de edad, originario de Hermosillo.

También estableció el funcionario de la PGJE que se logró identificar plenamente a los líderes de esta célula del crimen organizado como: Fernando Eleno Maceras Martínez, alías “El Pirruris y/o El Licenciado”, propietario de la funeraria San Martín Caballero; así como Manuel Rivera Ruiz, alías “El Pipen”, como otro de los cabecillas; además de Jhonny Ariel Tadeo Encinas Franco, identificado como uno de los disparadores en contra de los agentes de la PEI.

Agregó que también se identificó a Gerardo Efraín Orona, ex agente de la Policía Municipal de Hermosillo, todos ellos prófugos de la justicia, mismos que están siendo buscados por las autoridades.

Larrinaga Talamantes dijo que también se logró establecer su participación en actividades delictivas en Ciudad Obregón, todos ellos líderes y participantes en el enfrentamiento con Policías Estatales Investigadores ocurrido en las inmediaciones del fraccionamiento Urbi Villa del Cedro, donde los elementos Miguel Ángel López Román y Ramón Enrique Huerta Castillo, cayeron abatidos con arma de fuego.

Detalló que en los cateos se aseguraron tres armas largas AR-15, un rifle de asalto AK-47, una subametralladora, un fusil mini 14, dos pistolas tipo escuadra calibre 9 milímetros, así como alrededor de mil cartuchos útiles de calibre .223, .9, 7.62 x 39, .45 y .50 milímetros.

Además 9 chalecos antibalas, varios juegos de placas con reporte de robo y otros implementos tácticos así como cinco vehículos utilizados para la distribución de droga, todos con reporte de robo.

Larrinaga Talamantes dijo que se tiene evidencia de que los tres sicarios detenidos tienen presunta participación en al menos diez homicidios ocurridos en los últimos meses en esta ciudad, mismos que se realizaron por ajustes de cuentas, cobros de deudas y enemigos de su organización, entre los que se encuentran el doble homicidio de Manuel de Jesús Jacob Valdez y Francisco Alfredo Torres Sierra ocurrido el pasado 8 de febrero en el estacionamiento del banco Santander del bulevar García Morales así como el homicidio de Manuel Calderón de la Barca registrado en la colonia Balderrama el 17 de febrero pasado.

Agregó el funcionario de la PGJE que también existe evidencia, no sólo de protección sino de participación activa de algunos elementos de la Policía Municipal de la ciudad de Hermosillo en actividades ilícitas de este grupo; sin embargo añadió las investigaciones continúan su curso para determinar si tuvieron alguna participación en el homicidio de los dos agentes de la PEI o sólo en la distribución de drogas.

Anuncios
Categorías:Opinión
A %d blogueros les gusta esto: