Inicio > Opinión > Son la Violencia e Inseguridad la Principal Preocupación

Son la Violencia e Inseguridad la Principal Preocupación

abril 21, 2010

No cabe duda que el asunto de la seguridad pública es otra cosa. No tan fácilmente se va a desterrar si no nos apoyamos, y ponemos de nuestra parte, por lo menos la educación y los valores morales. TODO gira al revés. NADA puede sustraerse a los embates de la delincuencia, aunque las autoridades de todos los niveles digan lo contrario.

Los hechos de sangre presentados en las últimas horas a lo ancho de nuestra geografía estatal, han dejado de ser hechos aislados. Tal vez sí, pero muy frecuentes. A las más de 22 mil muertes que se atribuyen a la delicuencia organizada y al narcotráfico en el país, se suman dos más ocurridas ayer en Nogales. Solamente aquí, ya se rebasaron las 100.

Pero que es lo que está pasando para que así nomas porque sí, se te empareje un vehículo y te rocíe de balas?. Todavía más, serían esas personas a las que los gatilleros buscaban?. Y que culpa tenían las otras cuatro gentes que resultaron heridas?. Lo mas lamentable, es la ocurrencia en estos casos, de la presencia de menores.

Tristemente, uno muerto y uno mas herido.

Pero, repito, para la mayoría de las autoridades nada pasa. “son ajustes entre delincuentes”. Por ello, esperamos, la ciudadanía en su conjunto, que este tipo de situaciones se den solamente como ellos dicen, pero se deje en paz a los que nada tienen que ver y dejen de verse mas “daños colaterales”.

Nogales merece otra suerte. El alcalde José Angel Hernández Barajas ha buscado hasta el cansancio quien lo apoye para hacer un verdadero frente al mal que aqueja a esta frontera. Todos lo dicen que sí, pero no le dicen cuando. Diputados federales, locales y senadores, han venido a  “tomarse la foto “ pero no han traído una sola propuesta que valga decirse “se está actuando verdaderamente”.

Sin embargo, cuenta con su gente, los que votaron por él, y los que no también.

Pero algo interesante habrá de pasar y el mismo lo contó. Mañana (jueves) viene el gobernador Guillermo Padrés (quien por cierto le debe algunas patrullas a Nogales), a dar la bienvenida a los 32 alcaldes de los igual número de ayuntamientos que existen en la franja fronteriza de nuestro país.

El tema a tratar no será obviamente el de la machaca o las quesadillas, ni las tortillas sobaqueras.

Será precisamente el de la seguridad publica, fenómeno que padecen con mayor incidencia los ayuntamientos del noreste del país. De eso pueden contarnos. Y Mucho.

Ojalá, y deseamos de todo corazón que de ésta reunión, y de las que vengan, salga algo verdaderamente tangible que nos dé a los mortales la tranquilidad que tanto se necesita. Pero no nos hagamos los mártires, que la inseguridad es como el nopal, en todas partes crece.

 En estos tiempos, se esta haciendo común el que en cualquier parte se escuche  los tracatraca y detonaciones de los “cuernos de chivo”.

Recuerdo que hace años, no muchos, los únicos cuernos que se conocían eran los de las bicicletas, los del pan “fruta de horno” de la abuela, los de los semovientes y los de algún que otro semejante al que le perdieron el varonil gusto.

Pero en ocasiones hay que darle a quienes se encargan de la seguridad publica el beneficio de la duda.

Hace algunos días, el procurador Abel Murrieta Gutiérrez me comentaba que por lo que a la dependencia que él dirige, las acciones se llevan a cabo día y noche. Pero que, sinceramente, no se puede tener el Don de la Ubicuidad, ni mucho menos una “bolita mágica” para adelantarse a los acontecimientos.

Le creo. Conociéndolo como lo conozco, y viéndolo como lo vi, no me cabe la menor duda que está haciendo su trabajo. Se lo notaba cansado, preocupado, casi exhausto por el número de viajes que había tenido que hacer por todo Sonora. Ora en avión, ora en carro. Tenía casi tres noches sin dormir bien, me comentó.

Me dijo. “Tu sabes que yo no soy político. Mi carrera la he desempeñado siempre en esta área de la seguridad, y nunca voy a dar una opinión fuera de lugar”.

Insistió en que se estaba trabajando de manera continua, tratando de esclarecer los diversos hechos de sangre que se han suscitado, no solamente en las áreas fronterizas de la entidad, sino en el sur, la sierra y la costa. La delincuencia no tiene una sola preferencia en cuanto al tipo de terreno, me dijo el procurador.

“ Yo nunca he trabajado, ni trabajaré bajo presiones. Sigo instrucciones. No persigo líneas más que las institucionales, y esas son muy claras. Hacerle frente a la delincuencia en el lugar en donde esté. En lo que sea y a la hora que sea. Aquí no se trabaja con demagogia. Se trabaja con empeño y profesionalismo. Tú conoces de esto”, afirmó Abel Murrieta.

Y le creo, porque lo conozco. Sin muletas, se de su profesionalismo.

Y Sobre la Ley de Inmigracion, Mucha Tela Que Cortar

 

No cabe la menor duda que, si la gobernadora Jan Brewer da luz verde a la iniciativa contra la inmigración, Arizona seria el primer Estado en criminalizar la presencia ilegal de las personas. No habrá distingos. Hombre, mujeres y niños tendrán la misma suerte. Se convertirán en criminales a los ojos de la homofobia.

Pero la historia misma lo ha señalado. Lo ha dicho. En caso de entrar en vigor tendrá diversas consecuencias fiscales, económicas y de seguridad pública para Arizona y todos sus residentes, sean güeros, prietos, morenos, amarillos, negros o rojos. Aunque reconozco, no soy un experto en la materia. Pero se ve y se escucha.

La a todas vistas anticonstitucional medida puede también afectar adversamente, a mi ver, la aplicación de las leyes federales al alterar la prioridad de su propia aplicación y limitarse los recursos que deberían ejercer las instancias dependientes de la administración federal. En Mexico se le llama de Competencia de fuero.

Creo que corresponde entonces a la Secretaria Janet Napolinato y al Departamento de Seguridad Interna, indiquen claramente la oposición  del Gobierno federal a la Ley SB 1070, y se comprometa a no alterar las prácticas federales y no cooperar en la instrumentación de la Racista y Draconiana Ley en ciernes.

Las asociaciones protectoras de los derechos civiles y defensoras de los inmigrantes, han hecho valer su voz a lo largo y ancho de los estados Unidos. Incluyéndose senadores y representantes latinos han mostrado su rechazo.

A nombre de Mexico, la Embajada solo ha “mostrado su preocupación”.

Y pa’ cavarla de amolar, si la sola Ley no es bastante preocupación, se sabe que en Tucson un grupo de milicianos fronterizos trata de formar una escuadra paramilitar, a fin de enfrentar a los contrabandistas y otros transgresores en el sur de Arizona. Elegantemente, no se mencionaron como indocumentados.

Según se sabe, el jefe-fundador de la milicia en el Condado de Cochise, planea formar una compañía militar privada que serviría “voluntariamente” a los propietarios locales y a pedido expreso, para suministrar seguridad y prevención de intrusiones.

Y lo peor que se dice que dijeron. Como excombatientes de las fuerzas armadas, “no se amilanan si hubiera enfrentamientos”.

…Más sobre el tema, luego.

Anuncios
Categorías:Opinión
A %d blogueros les gusta esto: